Belleza y Bienestar

La elegancia en sí.

Después de tanta imagen, moda, y gente elegante que vimos en el evento de Un Cambio en Ti Misma, hoy ya, más tranquila y descansada me pregunto, ¿en realidad la elegancia está en la ropa? ¿Y la imagen?… ¿Dónde está la imagen?, ¿La buscamos o la tenemos?, ¿Se lleva en uno mismo?.

La elegancia la crea uno mismo, y entonces se produce la magia y lo que te pones luce mejor.

La elegancia la crea uno mismo, y entonces se produce la magia y lo que te pones luce mejor.

Eso es lo que pretendo hoy, diferenciar qué hacemos para pensar que damos en el clavo con lo que nos ponemos, o de lo contrario, creemos que llevamos el estilo y la elegancia con nosotros, que muchas veces pasa.

¿Sabíais que no necesariamente tenemos que ser modelos para crear elegancia y transmitirla?

Principalmente os diré que nuestro cuerpo, nuestra forma de expresarnos, la manera de movernos y de actuar dicen mucho de nuestra elegancia.

Principalmente os diré que nuestro cuerpo, nuestra forma de expresarnos, la manera de movernos y de actuar dicen mucho de nuestra elegancia.

No se es elegante por llevar buena ropa, la elegancia la crea uno mismo, y entonces se produce la magia y lo que te pones reluce mejor. Por eso pretender comprar buenas prendas para estar elegante no siempre es lo acertado. Hay claves que ayudan a potenciar la elegancia, lleves lo que lleves puesto. Principalmente os diré que nuestro cuerpo, nuestra forma de expresarnos, la manera de movernos y de actuar dicen mucho de nuestra elegancia.

Yo puedo ser una chica nerviosa extrovertida e incluso algo expresiva en según que momentos y me ponga lo que me ponga seguiré siendo así…Pero si soy de esa manera,  debo intentar cuidar la forma al hablar, y ser más pausada. Por eso cuido mis nervios y mantengo el equilibrio guardando tranquilidad. Mis looks lucirán mucho más, no por el vestido en sí, sino por como mantenga las formas a la hora de lucirlo.

Hay que recordar algo importante NO TODO ES EL VESTIDO…Para mi el vestido es la segunda piel, pero en el interior de cada persona está la elegancia; por ejemplo, podemos ir vestidos de Dior y ser groseros… Ahí perderíamos toda la magia.

La elegancia, la delicadeza, la educación, los modales, el respeto por los demás, ser amable, tener la palabra correcta en el momento preciso…La elegancia es educación y la educación es elegante, y la prudencia dice mucho más aún de ella. A mi me enseñaron a tenerla, si quieres ponerte un buen vestido piensa antes, ¿cómo se merece que lo lleves?

Las personas con Glamour se caracterizan por su capacidad de respeto ante las opiniones ajenas y por la serenidad que siempre les acompaña. Se dice que hay gente con clase y clase de gente.

Mi frase : “La elegancia es como un buen libro y un buen perfume, el libro aromatiza el alma, el perfume el cuerpo, y ambos a la persona.”

By Antonella.

Colabora :

Mr.Cookie : Marketing Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.